Decoración al estilo escandinavo

Decoración al estilo escandinavo

La decoración de estilo escandinavo es cada vez más popular entre los entusiastas del diseño de interiores y los propietarios de viviendas. 

Esta estética minimalista puede añadir un toque de sofisticación y encanto contemporáneo a cualquier hogar, y con su diseño sutil, pero eficaz, es fácil ver por qué es tan popular. 

¿Qué es el estilo escandinavo en decoración?


Este estilo se caracteriza por los colores neutros, los materiales naturales y los muebles sencillos y funcionales. 

Es conocido por sus líneas limpias, su elegancia discreta y su ambiente acogedor. La clave para crear un interior escandinavo elegante y acogedor es mantener la sencillez, permitiendo que la belleza y la elegancia del diseño brillen realmente. 

Así pues, si quiere añadir un toque de elegancia y encanto moderno a su hogar, la decoración de estilo escandinavo puede ser lo que necesita. 

En esta entrada del blog, exploraremos los fundamentos de este estilo, echaremos un vistazo a algunos de los artículos más populares utilizados para crear este look, y compartiremos con usted algunas de nuestras ideas de decoración de estilo escandinavo favoritas para ayudarle a conseguir el look en su casa.

1. Diseño minimalista


Uno de los aspectos más populares de la decoración de estilo escandinavo es el diseño minimalista. 

Esto se refiere a la idea de utilizar solo los elementos esenciales para crear un espacio, centrándose en líneas limpias y una paleta de colores neutros. 

El diseño minimalista se utiliza para crear una sensación de armonía y equilibrio, así como espacios pequeños y desordenados. 

Este estilo de diseño también se utiliza a menudo para crear un ambiente moderno y tranquilo. 

Al utilizar solo lo esencial, el diseño minimalista de la decoración de estilo escandinavo puede ayudar a crear un entorno libre de estrés que es a la vez hermoso y cómodo.

2. Colores neutros


Los colores neutros son un pilar de la decoración de estilo escandinavo. Los colores como el blanco, el gris claro y el beige, proporcionan un ambiente relajante y tranquilo, perfecto para crear un santuario de confort y relajación. 

También facilitan el cambio de muebles y obras de arte sin tener que redecorar por completo. 

Los colores neutros también permiten la introducción de colores y diseños más atrevidos en forma de piezas de acento, como cojines y alfombras de colores, para animar una habitación sin que resulte demasiado abrumadora.


3. Materiales naturales


Los materiales naturales son una parte importante de la decoración de estilo escandinavo. La artesanía de madera, piedra, lana y otros materiales naturales se utiliza habitualmente para crear un ambiente cálido y acogedor. 

La madera es la opción más popular porque es duradera, abundante y versátil. Se utiliza en muebles, suelos, techos y otros elementos decorativos para añadir textura y profundidad. 

Otros materiales naturales como la lana, el cuero y la piedra también pueden utilizarse para crear piezas únicas y llamativas. 

Estos materiales naturales contribuyen a crear un ambiente hogareño y acogedor propio del estilo escandinavo.

4. Muebles sencillos



Los muebles sencillos son una parte fundamental de cualquier decoración de estilo escandinavo. 



Decoración al estilo escandinavo



Este tipo de mobiliario suele seguir los mismos principios de diseño de minimalismo, funcionalidad y materiales naturales. 

Los muebles sencillos suelen tener líneas limpias y una paleta de colores neutros, lo que permite que la decoración sea más flexible y fácilmente personalizable. 

Las piezas más comunes son los sofás, las mesas auxiliares y las cómodas con cajones. 

Además, a menudo hay piezas de acento como alfombras y tapices que vienen en una variedad de colores y texturas para ayudar a crear un ambiente cohesivo y acogedor.

5. Acentos brillantes

Los acentos brillantes desempeñan un papel importante en la decoración de estilo escandinavo. 

Este tipo de decoración suele presentar una paleta de colores neutros, siendo el blanco y otros colores claros los más comunes. 

Sin embargo, puede hacer que la habitación cobre vida añadiendo acentos brillantes. 

Los colores brillantes, como el amarillo, el naranja y el rosa, pueden usarse en cojines, alfombras u obras de arte para añadir una atmósfera alegre y acogedora a la habitación. 

También puede utilizar muebles y accesorios de colores más vivos para añadir contraste y romper los colores neutros.

Para concluir, la decoración de estilo escandinavo es un clásico atemporal. Es conocido por su diseño minimalista y sus colores claros. 

Al utilizar materiales naturales y colores sencillos, crea una atmósfera acogedora y atractiva. 

Se puede utilizar en cualquier habitación, desde los dormitorios hasta las cocinas y los salones. 

Tanto si quiere crear un aspecto moderno y minimalista como si opta por un estilo escandinavo más tradicional, hay muchas formas de incorporar este estilo a su hogar.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Decoración al estilo escandinavo puedes visitar la categoría HOGAR.

Quizás también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir